A los alumnos

Estaban los alumnos armando un gran relajo,
la huesuda llegó y a todos se llevó de tajo.
Todos asustados y temerosos no reían,
pero la huesuda ah cómo se divertía.

Al poco rato el miedo se les quitó
y la

La calaca reprobadora

En un día común y corriente
la calaca paseaba sonriente,
pasaba por las escuelas
viendo jugar las chicuelas.

Recordaba su etapa de infancia
y que nunca estudiaba con constancia…
por eso reprobó muchas veces el primer grado de primaria
y