Vamos para el panteón

Estaba Ana Sentada en el balcón,
cuando apareció la huesuda
y le dijo vamos para el panteón
Ana asustada le dijo no quiero ir
y le dijo a la huesuda: vete de aquí.

Al torero

Aquí yace un buen torero,
que murió de la aflicción
de ser mal banderillero,
silvado en cada función.

Ha muerto de un revolcón que recibió en la trasera,
y era tanta su tontera
que en el sepulcro ya estaba
y a los muertos los toreaba convertido en calavera.

Es la parca, no se asusten

Era en un panteón
la tumba se movía
era la parca que salía
me veía y yo que ni caso le hacía
Niños niños no se asusten
es la parca, no hace nada
esa flaca,
ya ni espanta