Calavera mexicana literaria para un viejito

El señor Agapito Martínez
Agricultor de profesión
fue un tiempo comisariado
En el ejido de la luz en rayón.

Agapito ya tiene sus 92 años
La gente sus consejos le gusta pedir
Van a su casa a contarle sus problemas
Y Agapito con atención se pone a oír.

La muerte se dio cuenta
Que Agapito consejo daba
La muerte le preguntó Agapito
Que qué era lo que se tomaba.

Agapito le dijo a la muerte
Yo a ti no te puedo aconsejar
No vuelvas nunca por aquí
Porque mi escopeta voy a sacar
Y te lo juro por mi vida
Que ni tus huesos van a quedar.

La muerte se fue corriendo
Ni siquiera para atrás miraba
Dicen que de puro miedo
La muerte casi se me meaba.

Agapito sigue muy tranquilo
Viviendo en el pueblo Rayón
Ya no puede arar la tierra
Pero da consejos por montón.

Autor: Isabel Vázquez (Corazón de cristal)

Calavera mexicana para dos enamorados

Hace tiempo que Emmy Ponce
A una amiga se encontró
Y a su esposo que es militar
La amiga a Emmy le presentó.

A Emmy le brillaron los ojitos
Cuando aquel muchachón miraba
Enseguida Emmy Ponce
De Aquel muchacho se enamoraba.

Aquel militar sintió lo mismo
Enseguida Emmy lo flechó
Y de aquella linda mujer
El guapo militar enamorado quedó.

Pronto anunciaron que se casarían
En una iglesia contentos entraban
Muy pronto fueron bendecidos
Con dos bellos hijos que al mundo llegaban.

El militar y Emmy han sido muy felices
De eso no tengan duda alguna
Viven muy felices los cuatro
Muy cerquita de la laguna.

Autor: Isabel Vázquez (Corazón de cristal)

Calavera mexicana con rima para mi amigo Justino

Me contaron que Justino Pérez
Siempre ha sido muy enamorado
Dicen que ni siquiera la muerte
A Justino se le ha escapado.

Un día se encontró a la muerte
Sentada en la orilla de la banqueta
Don Justino le dijo a la muerte
Te invito a dar un paseo en bicicleta.

La muerte que es bien facilota
De volada a la bicicleta se subió
Y por todo el pueblo de Rayón
Don Justino a la muerte la paseó.

La llevo don Justino para su casa
Pero cuando su esposa los miró
Muy enojada doña Chona
Derechito a la china los mandó.

A mí no me anden con tonterías
Que eso sí no lo soportaría
Yo siempre he amado a mi esposo
Justino Pérez es la vida mía.

Don Justino nunca pensó
Que doña Chona lo amaba así
La tomó entre sus brazos
Y la besó con frenesí.

Enseguida don Justino
Montó a la muerte en la bicicleta
fue dejarla hasta donde la encontró
A la orilla de la banqueta.

Dicen que todo cambió
Desde aquel hermoso atardecer
Don Justino y doña Chona
Pasean en bicicleta por doquier.

Autor: Isabel Vazquez (Corazón de cristal)

Calavera mexicana para mi amiga

Muy triste y decepcionada
Se encontraba Lolys un día
En eso que que llega la muerte
Le dijo qué te pasa vida mía.

Vamos a las caballerizas
A unos caballos a ensillar
Después nos iremos al monte
Para unas carreras jugar.

Lolys le hizo caso a la muerte
Y se fueron a cabalgar
Era tan buena corriendo
Que le logra a la muerte ganar.

La tristeza que tenía Lolys
Enseguida se desapareció
De tanta alegría que le dio
Hasta a la muerte abrazó.

Ahora son muy amiguis
Por todas partes se pasean
Siempre andan a caballo
Para que todos las vean.

Autor: Isabel Vazquez (Corazón de cristal)

La muerte y su tiendita

Pasó la muerte en bicicleta
Iba comiendo cacahuates
Anda buscando chiles
Y también quiere tomates.

Por ahí por el paso Prieto
Ya va llegando la muerte
Pero no ha encontrado nada
O es que no ha tenido suerte.

Por el pozo bendito
La muerte quiere pasar
Para a ver si sus chiles
Ahí puede encontrar.

La muerte se quiere ir
A tortugas a la peñita
Para buscar sus tomates
Y hacerse una salsita.

En Nogales andan diciendo
Que ya la muerte va llegando
Que un poco de chiles
En sus manos viene cargado.

La muerte quiere llegar
Ya va llegando a nogales
Ahora resulta que la muerte
También quiere unos nopales.

La muerte se fue a pasear
A la comunidad de vaqueros
Como no encontró chiles
Se compró unos sombreros

La muerte se fue enseguida
Hasta Morelos señores
Para visitar una amiga
Y también comprar unas flores.

Ya la muerte está cansada
Recorrió muchas comunidades
Ahora va para amoladeras
Y se comprará unas propiedades.

Viene contenta la muerte
Llegó en un carretón
Va llegando muy cansada
Hasta el pueblo de Rayon.

De Amoladeras también trajo
Carne queso y requesón
Solo falta que la tía
Haga tortillas en el fogón.

Ahora la muerte pondrá
Una particular tiendita
Para vender lo que compró
Para hacerse su fiestecita.

Y así el día primero y segundo
Podrá la muerte festejar
Y con lo que no venda
Se pondrá su propio altar.

La muerte se emocionó tanto
Con todo lo que miraba
Que se olvidó completamente
Que solo chiles y tomates buscaba.

Autor: Isabel Vazquez (Corazón de Cristal)

No soy de este planeta

A veces he pensado
Que de este planeta no soy
Por eso hoy me despido
Creo que yo ya me voy.

La muerte me llevará
A un lugar muy especial
Se despide de ustedes
La Corazón de cristal.

La muerte está muy enojada
Porque yo ya no escribí
Las calaveritas para la gente
Como un día se lo prometí.

No quiero que lloren por mí
Ni me vayan a extrañar
Estaré en un mejor lugar
No me vayan a llorar.

Ojalá que uno pudiera
Saber el día de su muerte
Para esconderse en un lugar
El día que venga la muerte.

Para que la muerte batallara
Cuando vieniera a buscarme
Y aunque buscara por todos lados
Jamás pudiera encontrarme.

Pero el destino es muy diferente
Y nadie podemos predecir
Cuando nos toca marcharnos
O cuando es la hora de morir.

Si la muerte no me lleva
Por no ser de este planeta
La seguiré hasta su mansión
Sin que ella se de cuenta.

Autor: Isabel Vazquez (Corazón de Cristal)

Calavera mexicana a la Señora Paula

Con el respeto que se merece
La muerte busca alguien especial
Así que decidió ir en su busca
Hasta el barrio el calichal.

Se montó en una bicicleta
Y mucho le costó llegar
Pero la muerte estaba decidida
Que se enseñaría a rezar.

Doña Paula es la persona
A la que la muerte está buscando
Pero en estos momentos Doña Paula
Muy devotamente está rezando.

Por más que tocó la puerta
A la muerte nadie le abrió
Y por el camino que vino
Por ahí mismo se marchó.

Qué triste me siento por la muerte
Que la primera comunión no hará
Porque cuando la pongan a rezar
No sabe ni que contestará.

Mientras tanto Doña Paula
De rezar ya ha terminado
Ni cuenta se dio siquiera
Que la muerte había tocado.

Autor: Isabel Vazquez (Corazón de Cristal)

Nora Elia Delgado

Una mujer muy bonita
Y también muy amigable
Jugando siempre lotería
Y con todos muy sociable.

Así es la vida de Nora Elia
Se la pasa a la gente ayudando
Pero si no la encuentran en casa
De seguro lotería anda jugando.

Tiene unas hermosas princesas
Que las adora con locura
Son tan bellas como ella
Que desbordan de hermosura.

En la ciudad de Matamoros
No quisiera yo exagerar
Pero puras hermosuras
Nos podemos encontrar.

De esto que les estoy contando
La muerte también se enteró
Y a la hermosa Nora Elia
La muerte la secuestró

Desde ese día y para siempre
Nora Elia y la muerte bendita
Son la una para la otra
Y siempre se toman su copita.

Autor: Isabel Vazquez (Corazón de Cristal)

Calavera mexicana a María Luisa

En la ciudad de Matamoros
A la colonia sección 11 exactamente
Hace tiempo que vieron
Rondando por ahí a la muerte.

Buscaba a María Luisa Juárez
De Linares Nuevo León originaria
Le habían dicho que Doña Luisa
Vivía cerca de una secundaria.

Caminó mucho la muerte
Hasta que con la casa dio
Se metió sin pedir permiso
Pero a Doña Luisa no encontró.

A la ciudad de Houston Texas
De Viaje había Luisa salido
Salió como ella acostumbraba
Con un cigarro encendido.

La muerte se fue al aeropuerto
Donde su pasaje se compró
Y a la ciudad de Houston Texas
En menos de tres horas llegó.

Encontró a Doña Luisa
Jugando baraja entretenida
Luisa que era muy amable
A la muerte le dio la bienvenida.

Le invitó una tacita de café
Y se pusieron a platicar
La muerte se sintió tan bien
Que con Luisa se quiso quedar.

Amigos de mis amigos
Esto es realidad y ficción
Lo que sí les aseguro
Lo escribí con el corazón.

Autor: Isabel Vazquez (Corazón de Cristal)

El banquete de las calaveritas mexicanas

Calavera calaverita
No vayas para el salvial
Mejor ya regrésate
Vamos para el calichal
Que mi madre está cocinando
Y te invitara un nopal.

Pasaremos por la plaza
Para comprarnos un requesón
Con tortillas calientitas
De las que hacen en el fogón
Con salsa de Chile Piquin
Eso sí que es tradición .

Se me antoja un revoltillo verde
O tal vez unas enchiladitas
Quizá mole tradicional
Y también unas gorditas
Cocinadas especialmente
Para todas las calaveritas.

Comeremos gorditas de horno
Queso fresco y nopales
Jocoque y garbanzo fresco
De ese que traen de Nogales
Ya se les abrió el apetito
A todos los comensales.

Todo esto que aquí menciono
Es comida tradicional
Que acostumbramos hacer
En mi barrio el calichal.

Autor: Isabel Vázquez (Corazón de Cristal)