La calaca

La flaca sentada miraba lo que pasaba,
cuando Luis llegaba la calaca se rascaba,
quitada de la pena le preguntaba que pasaba
y este muy acelerado se escapaba
pues la calaca ya se lo llevaba.