El niño y la muerte

Un niño fue al panteón
y se encontró a la muerte.
Se lo llevó sin razón,
sus papás estaban sin suerte.

No sabían si era cierto,
pero ya lo mató en vano.
Lo encontraron muerto,
y lo enterraron con su hermano.

Soy un niño bueno

Yo me llamo Israel,
soy un niño bueno,
me gusta ir a la escuela,
para ganar muchas estrellas
y en este mes de noviembre
quiero pedir mi calavera.

Un niño bueno

Calaverita de azúcar,
De azuquitar y canela,
No me vayas a llevar,
Aunque no vaya a la escuela.

Es que déjame te cuento,
Yo no te quiero engañar,
Yo vivo rete contento,
Aunque no quiera estudiar.

Pero dice mi mamá,
Que tú ya vienes dispuesta,
Para llevarme a enterrar,
En Noviembre que es tu fiesta.

Pero yo quiero implorarte,
Pues juro que voy a ir,
A todititas mis clases,
Y temprano pa’ dormir.

Si mi Mami me lo pide,
Haré mandado y quehaceres,
Y ya no tendré descuide,
De los que son mis deberes.

Más por favor no me lleves,
Que yo soy un niño muy bueno,
Que te ofrece pa’ que pruebes,
Atole y chiles rellenos.

Espero, pues, Huesudita,
Que visites nuestro altar,
Dedicado a mi abuelita,
Que llevaste a descansar.

Y no te olvides, Catrina,
Que nosotros celebramos,
Tu autoridad, peregrina,
Como buenos Mexicanos.

La muerte al jardín de niños llegó

Jugando y jugando la muerte del panteón salió
y de un brinco al kínder Contreras llegó
la malvada a los niños cosquillas les daba
y entre ellos se desquitaban,
a varios chiquillos ya mandó a la enfermería
pues de tanta risa el estómago les dolía.

A Leonardo la mochila del lonche escondió
y sin almuerzo se quedó,
buscó su juguete pero igual no lo encontró
y la tarea toda le rayó.

Ay malvada calavera él pensó
pero ahora que llegue a casa tu ofrenda te esconderé yo.

El niño jugaba

La flaca estaba sentada en un rincón
mirando como un niño jugaba basquetbol.
Mientras que la flaca miraba
el niño de a poco se cansaba.

Hasta que en un momento dado
agarró al niño de un costado.
El niño se asustó y fuerte gritó,
Pero igual la flaca se lo llevó.

Para un niño

Andaba la muerte chiquita
con Dieguito el comelón
le dijo hola mi Diego
me acompañas al salòn?

Dieguito no queria ir
no confiaba en doña tiesa
hasta que la vio cocinando
spaguetti boloñesa!

Se fueron de viaje juntos
arriba de un elefante
con su trompa y orejotas
se les veía de muy distante

Eres muy travieso Diego
debes portarte bien
obedecer a tus padres
y comer rico también.

Hasta luego le dijo Diego
ella dijo adios Dieguito!
nos vemos más adelante
Todavía estas muy chiquito.

Nota: Puedes cambiar el nombre del niño por otro sin que pierda la rima.