Rimas de calaveras: La muerte precavida



Me perseguía la calaca
Para llevarme a otro mundo
Y agarrando yo una estaca
Le dije “Espera un segundo,
Que si llevarme quisieras
Te mando a un lugar inmundo
Ahí hasta tú murieras”.


Y se inició la lucha
Pues la muerte, que es muy ducha,
Por la boca me pescó
Como si fuera una trucha.

Más al oírme toser
Ella creyó que yo estaba
Enferma que contagiaba
Y cambió sus intenciones
Por finalmente ceder,
Porque es preferible correr
Que someterse a inyecciones.



Calavera enviada por: Maria Elena Lama el 29 octubre, 2016.


Ver más Rimas de calaveras. Ver todas las calaveras.

¿Necesitas redactar una calavera literaria y aún no sabes cómo? Lee nuestra guía gratuita sobre cómo hacer una calavera.


Ver otros contenidos del sitio:

Información: Ejemplos de Calaveritas por tipo

Tu opinión sobre esta calavera: