Comiendo un pastel

Estaba Ricardo comiendo un pastel,
llega la calaca y se lo lleva en un corcel,
le dijo: te llevo por glotón,
aunque rodando te llevo al panteón,
ahora su familia le pone su ofrenda,
y Ricardo aún muerto va a comer su merienda.

Nota: Puedes cambiar el nombre sin que pierda la rima.

A los alumnos

Estaban los alumnos armando un gran relajo,
la huesuda llegó y a todos se llevó de tajo.
Todos asustados y temerosos no reían,
pero la huesuda ah cómo se divertía.

Al poco rato el miedo se les quitó
y la pachanga se armó,
fue tanto el barullo que la huesuda se asustó,
y a toditos regresó.

La calaca tragadora

Era una vez una calaca que por comer mucho
a todos compuso para que su abuso fuera más obtuso.

La calaca reprobadora

En un día común y corriente
la calaca paseaba sonriente,
pasaba por las escuelas
viendo jugar las chicuelas.

Recordaba su etapa de infancia
y que nunca estudiaba con constancia…
por eso reprobó muchas veces el primer grado de primaria
y por tal motivo nunca curso secundaria…
por eso odiaba los niños que sacaban primer lugar,
por que ella no le entraban las tablas de multiplicar…